Chief Assurance Officer – ¿Provocación o futuro?

Ayer, entre las notificaciones de mi feed de Linkedin, uno de mis contactos había cambiado de trabajo.

Me interesé por ello y para mi alegría y sorpresa su perfil ponía, “Responsable de Assurance”.

Entre sus responsabilidades se encuentran:
• Auditorias Sistemas de Gestión.
• Gestión de Riesgos.
• Auditoria de Penales.
• Coordinación otras áreas de aseguramiento.
• Proyectos de consultoría.
• Verificación de cumplimiento.
• Etc…

Nada extraordinario, ¿o sí?

Los que me conocéis, sabréis que llevo tiempo hablando y rumiando a contracorriente y a favor de la figura del Chief Assurance Officer. A contracorriente porque en los gremios y asociaciones de las distintas funciones de aseguramiento, la mayoría de los compañeros están en contra y valoran su independencia casi por delante de todo. Esto es un sentimiento particularmente fuerte entre los auditores internos, un rasgo de su profesión que los diferencia de otros proveedores de aseguramiento, como compliance, riesgos, calidad, seguridad etc. En otro foro, esta vez de compliance he escuchado como el rechazo a los auditores internos era hasta visceral. «No deberían pisar su campo», decían.

El modelo original de las tres líneas de defensa tiene mucha culpa, y en mi opinión el nuevo modelo no ayuda demasiado tampoco. Creo que hay más valor y eficiencia viendo el Assurance como un todo, como un producto único que vela por todos los riesgos y sus facetas de gestión, y no como varios reinos de taifas independientes. Creo que los stakeholders que usan ( o deberían usar) el trabajo de las funciones de aseguramiento, o sea la alta dirección, la Comisión delegada y el Consejo, podrían agradecer un enfoque global del Assurance, con informes integrados, en vez de un enfoque atomizado y incluso contradictorio.

Tengo muchos ejemplos de amigos y contactos con el titulo de Director@ de Riesgos, Compliance, y Auditoría Interna, o similares conjunciones. Existen, y me consta que funcionan muy bien.

¿Y la independencia?, gritarán algunos. Al margen de las exigencias de algunos sectores, en que se impone la absoluta separación de los componentes de Assurance, yo tengo que decir que creo más en la independencia de criterio, que en la independencia puramente funcional. También creo en la eficacia del proceso de aseguramiento como un todo, algo agil y capaz de dar respuesta a retos y riesgos cambiantes, (al muy abusado VUCA), y no como partes independientes. Las funciones de aseguramiento se necesitan mutuamente y me consta que a veces no solo no se ven, sino que se llevan mal o tienen objetivos enfrentados.

En fin, me gustaría ver mas Responsables de Assurance, y quien sabe, quizás un Chief Assurance Officer.

¿Qué opinéis?

Andy Douglas.

Comentario (2)

  • Javier| 20 octubre, 2020

    Estoy muy alineado con tu planteamiento, gracias por compartirnos tu visión

  • Ana Isabel Jiménez Jiménez| 20 octubre, 2020

    Muy buen artículo Andy, totalmente de acuerdo con el enfoque.

  • Dejar una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *